Mi querida @FernyVonDoll me sugirió escribir sobre la vestimenta adecuada para ambientes de trabajo informales y le hice caso porque siempre la recuerdo por sus outfits casuales cuando trabajábamos juntas.

Trabajar en un entorno casual es un arma de dos filos, por una parte es genial tener más libertad en lo que puedes usar, pero por otro lado a veces no sabemos qué es lo adecuado y es más fácil caer poco a poco en el exceso hasta llegar a la facha absoluta. En algunos puestos eso no es tan relevante, pero cuando el puesto incluye contacto con personas externas (proveedores, clientes, etc.) hay que tener cuidado con la imagen que proyectamos, ya que finalmente es la cara de la empresa.

Yo soy partidaria del ambiente informal, creo que se promueve mejor la creatividad, el trabajo en equipo y las personas trabajan más a gusto. En estos ambientes, son permitidos los jeans de manera habitual y en algunos casos, playeras y tenis. (Asegúrate de que sea así antes de acudir así vestido).

Aún así, hay cosas que debes evitar a toda costa:

– Cualquier prenda sucia, rota o en mal estado. Eso incluye los jeans. Hoy se estila que tengan algunas roturas por moda, puedes usarlos (si la empresa lo permite) siempre y cuando no sean excesivas, demasiado grandes, dejen ver la ropa interior o sea evidente que no son parte del diseño original de la prenda.
– Pants. No importa si son finos o caros, los pants no son para ir a trabajar a menos que seas entrenador deportivo o que tu descripción de puesto incluya quedarte a dormir en la oficina.
– Ropa demasiado ajustada y provocativa. Eso incluye shorts demasiado cortos, leggings con blusas cortas, blusas demasiado escotadas… ese tipo de cosas. Por muy amigable que sea el ambiente, recuerda: es trabajo. No aplican las mismas reglas que para salir con tus amigos.

Por supuesto, no aplican las mismas reglas en todos lados, lo que es aceptado en una agencia de publicidad no es lo mismo que en una empresa de transportes y logística o de tecnología, aunque todas manejen un código informal de vestir.

Fuera de eso, guíate por lo que veas que otras personas de tu misma área hacen. Si tienes dudas, lo mejor es consultarlo con tu jefe, a veces vemos a compañeros que van casuales pero puede ser que ya “se han ganado” ese derecho o lo requieren por las características de su puesto (a mí en un trabajo se me permitía llevar jeans y botas de trabajo porque constantemente salía a las plantas y era el atuendo requerido para entrar, pero no me estaba permitido llevar tenis). Y como puse en un post anterior: no te confíes, recuerda que siempre estás siendo evaluado.

Como dije al inicio, yo recuerdo mucho los atuendos de Ferny porque aunque se vestía informal, era muy adecuado a su edad (todavía era estudiante de economía en esos días) y no me daba pena que representara a mi empresa.

Por ejemplo, Fernanda es una de las personas a las que mejor he visto usar los leggings. Hay que entender que esta prenda no es un pantalón y aunque son muy cómodos, tampoco los podemos usar como pants para ir a trabajar. Ojalá Ferny se anime y nos envíe una colaboración con sus tips de estilo, que eso se le da más que a mí :)

También he tenido experiencias bastante desastrosas. Recuerdo mucho a una chica a la que llamaré Consuela (si me estás leyendo, te mando saludos), gran chica, muy honesta y responsable pero se caracterizaba por vestirse extremadamente sexy. Shorts demasiado cortos y entallados, vestidos y zapatos de tacón enormes… era un puesto de atención al público y bueno, todo el día estaba yo con el pendiente de que le fueran a faltar al respeto (cosa que desafortunadamente pasó en más de una ocasión). Aunque era una gran empleada, me alegré mucho cuando se fue porque era muy complicado lidiar con su forma de vestir, a pesar de que le comenté varias veces y hasta llegué a prestarle pantalones míos (que le quedaban enormes) con tal de que se cambiara de ropa.

En fin, si trabajas en un ambiente así, no olvides que siempre eres un representante de tu empresa. Teniendo eso en mente, ¡disfrútalo! usa tu atuendo para resaltar características positivas y mostrar tu identidad.

¡Éxito y suerte!