Si ya estás cansado de llegar al final de la quincena rascando los centavos, este post es para ti. Antes que otra cosa, quiero aclarar que esto que voy a escribir hoy no es nada innovador ni novedoso, no es un método que yo haya inventado ni nada por el estilo, al contrario, es el método más viejo para ahorrar pero, tristemente, también es el menos usado. Y antes de que dejes de leer, déjame contarte cómo es que empecé a usar el método de los sobres y los cambios que he visto al seguir este método.

El método de los sobres.

Necesitas:

  • Sobres (de papel, de plástico, de los que tengas a la mano), tantos como gastos tengas en el mes.
  • Tu quincena.

sobres1

Instrucciones

  1. Contabiliza el dinero que recibirás (ya escribí hace unas semanas que saber cuánto ganas exáctamente es fundamental para unas finanzas sanas).
  2. Del total de dinero que recibirás, decide cuánto quieres gastar en cada cosa: tanto para renta, tanto para luz y agua, tanto para gasolinas o pasajes, tanto para comida, tanto para salidas fuera, tanto para ahorro (si no contabilizas el ahorro como “un gasto más”, nunca te alcanzará para ahorrar). Incluso si tienes algunos gastos especiales, también puedes incluirlos e ir poniendo ahí lo que vayas a necesitar para vacaciones, cumpleaños de alguien especial, Navidad, etcétera.
  3. En cuanto recibas tu dinero, sácalo todo del banco y repártelo en los sobres, de acuerdo a las cantidades que ya repartiste. No te debe quedar NADA sin poner en un sobre. Puedes poner un sobre para gastos extras o antojitos, pero TODO tiene que estar en su lugar.
  4. ¡Despreocúpate! Los sobres se encargarán de tener el dinero en su lugar y estará disponible el día que lo necesites, hasta el mismísimo final de la quincena. También puedes hacer tu planeación mensual, según tus gastos y lo que se te haga más fácil.

sobres2

Hasta ahí tenemos lo básico del método de los sobres, ahora te contaré mi experiencia. Creo que no es gran ciencia saber que el dinero que recibimos tiene un propósito, y yo por muchos años usé este método… en mi cabeza. Es decir, mentalmente tenía claro que X era para pagar el celular, X para comidas y me quedaba X para diversión, ¿no? pero nunca ponía el dinero físicamente en sobres, es decir, de lo que tenía en el cajero decía “me queda X para tal” y hasta ahí. Bueno, les contaré que ese método, el de los sobres en mi cabeza, nunca me funcionó.

Entonces, hace casi un año, empecé a hacerlo físicamente, con ABSOLUTAMENTE todo lo que recibía. Todo lo que llega tiene que entrar a un sobre. Los resultados han sido tan buenos que no puedo creerlo, aunque según yo sí sabía administrarme, al usar el método de sobres me di cuenta de lo mal que lo estaba haciendo. Estas son las ventajas que yo encontré al usarlo:

  • Con los sobres me es mucho más fácil hacer mi presupuesto mensual.
  • Como compro en efectivo, no tengo opción de pasarme con el súper o llevarme ese producto extra (aunque esté en oferta) aunque tenga el dinero, porque no tengo el sobre a la mano. Esto a veces me ha obligado a regresar a casa por el dinero correspondiente y muchas veces en el camino, al reflexionar la compra, me he dado cuenta que no era algo realmente necesario.
  • Tengo claro exactamente qué gasto en qué. Las primeras veces que hice sobres, me sobraba de uno (o sea que no gasto tanto en eso como pensé) y me faltaba en otro (lo que significa que estoy presupuestando mal ese rubro).

Lo que me ha encantado de este método es darme cuenta de que al final tengo dinero para todo, incluido mi ahorro, y no tengo que estar preocupada por cuándo llegarán los pagos. Lo recomiendo especialmente para quienes, como yo, reciben ingresos desiguales mes con mes.

Espero que te sea de utilidad, mucho éxito y suerte!!

Eila-Zalles-turquesa