Uno de los propósitos que casi siempre nos hacemos al iniciar el año (y si no te lo has propuesto, realmente deberías) es AHORRAR.
¿Por qué ahorrar?

El dinero es un recurso no renovable en el sentido de que el peso que tienes hoy, una vez que lo gastas, no regresa. Y presupuestar tu gasto y ahorrar es la mejor manera de decirle tú a tu dinero a donde ir, y no esperar a que se vaya sin que sepas dónde quedó.

Si no sabes cómo empezar a economizar, aquí te doy 3 formas fáciles de hacerlo para que decidas cuál te gusta más.

Método 1: El reto de las 52 semanas de ahorro: 

Este método creo que es el más fácil, empieza con poco y va incrementando y eso te permite ir haciendo un buen hábito sin que cueste mucho trabajo. Además te permite tener al final del año unos buenos 13 mil pesitos que a nadie le caen mal.

Hacerlo es muy simple: necesitas una alcancía o un lugar dónde guardar tu dinero (el chiste es que no lo abras para sacarle dinero durante el año). La primera semana, pones diez pesos; la segunda semana, pones 20, la tercera 30 y así hasta la semana 52 en la que pondrás 520 pesos:

Si te parece muy poco o quieres ahorrar más, puedes hacerlo con el doble o el triple, pero ten cuidado porque aunque parece sencillo al inicio, conforme se va incrementando el monto semanal es más complicado. Aquí un ejemplo empezando con 25 pesos en la semana 1 y agregando en rangos de 25. Este te permite terminar con 34 mil pesos a fin de año, ideal si quieres dar el enganche de un coche o comprar algo grande:

Método 2: El reto de las monedas de 10 pesos. 

También es súper fácil de hacer, sólo necesitas una botella de refresco en la que vas a ir guardando todas las monedas de 10 pesos que caigan en tu poder. La ventaja de este método es que es muy fácil y menos estructurado para los que no tienen un hábito tan constante pero quieren juntar un dinerito. La desventaja es que es difícil calcular cuánto tendrás al final y depende completamente de que te pongas las pilas y no se te olvide o te gastes las monedas. Se supone que al final del año tendrías más de 5 mil pesos.

Método 3: Eliminando gastos hormiga.

Este método consiste en eliminar gastitos recurrentes que no son realmente necesarios y que en lo individual no parecen gran cosa, pero en el acumulado hacen una gran diferencia.

Así fue como yo empecé a ahorrar, analicé que gastaba mucho cuando estaba en la calle en cafecitos de 50 pesos y en botellas de agua, así que decidí comprar un termo para agua y otro para bebidas calientes y sin notarlo y sin mucho esfuerzo, noté que de repente me sobraba dinero.

Aquí algunos ejemplos de lo que puedes ahorrar en un año, eliminando gastitos:

Quitando:

  1. Un Strabucks ($50) a la semana = $2600 pesos al año
  2. Un Starbucks con panecillo ($100) a la semana = $5200 al año
  3. 1 dulce ($7) diario (entre semana) = $1820 al año
  4. Una ida al cine ($200, con palomitas y refresco) cada mes = $2400 al año
  5. Una ida al cine ($200, con palomitas y refresco) cada semana = $10,400 al año
  6. Una cajetilla de cigarros ($48) cada semana = $2496 al año
  7. Una Coca-Cola ($10-$13) cada día = $3650 – $4745 al año
  8. Una salida con los amigos ($500) cada mes = $6000 al año
  9. Una salida a comer ($200) cada mes: $2400 al año
  10. Ahorrar $300 pesos en tu plan de celular al mes (bajarlo de $500 a $200) = $3,600 al año

Algunos de estos requieren más esfuerzo que otros pero a la larga la recompensa es muy grande. Como beneficio adicional, muchos de estos ahorros tienen que ver con eliminar alimentos poco saludables o llenos en calorías, les garantizo que la pérdida de peso será un beneficio colateral :)

Recuerda tener una alcancía o un lugar donde puedas ir guardando lo que te ahorras, al ver cómo se va llenando te sentirás más motivado para continuar con tu ahorro.

¿Ustedes han probado algún método para ahorrar? ¿Cuál les ha funcionado? ¿Cuál planean intentar?

¡Mucho éxito y suerte!