Iniciar tu propio negocio mientras tienes un empleo fijo puede sonar imposible por la dificultad de compaginar horarios y obligaciones, pero con planeación, disciplina y dedicación no sólo es posible sino recomendable.

Estas son algunas de las ventajas de emprender mientras mantienes tu empleo:

  • Tienes un ingreso fijo del que depender, especialmente si tienes responsabilidades financieras, deudas o una familia que mantener.
  • Si las cosas no salen como esperas, todavía tienes la puerta abierta a mantener tu empleo.
  • Estás acostumbrado a horarios, por lo que no procrastinarás ni perderás el tiempo: vas enfocado a tu objetivo. Además, el saber que estás trabajando para algo te servirá como motivación adicional.
  • Al no tener la presión inmediata de generar ingresos mediante tu negocio, tienes la posibilidad de dejarlo crecer y reinvertir las ganancias, en lugar de “ordeñarlo” demasiado pronto, lo que podría ocasionar un quiebre anticipado.

La desventaja, por otro lado, es que tendrás que trabajar MUY duro, ya que literalmente, estarás trabajando doble. Estos son los pasos básicos que debes seguir:

  1. Busca apoyo: serán meses muy pesados, así que es fundamental tener el respaldo de tu familia y amigos. Es posible que te pierdas eventos importantes y la gente que te quiere debe entenderlo y respetarlo.
  2. Busca un socio de trabajo: Es momento de dejar de lado el orgullo y estar dispuesto a pedir ayuda: hay trámites que no podrás hacer, citas a las que no podrás acudir por estar en el trabajo. Si no lo has considerado, piensa en la posibilidad de un socio que realice la mayor parte del trabajo físico mientras tú aportas la parte proporcional de capital.
  3. Fíjate un plazo: será un periodo muy duro, así que esta doble labor no puede durar por siempre. Ponte una meta (idealmente entre 6 meses y 1 año) y después de ese tiempo, evalúa y analiza si conviene seguir con el negocio o mantener el empleo.
  4. Considera cuestiones éticas y legales: No utilices materiales, equipo o recursos de la compañía para impulsar tu negocio, si te sorprenden podrías perder el empleo y tener problemas legales.

Si necesitas asesoría o información sobre este u otros temas ¡contáctame!

¡Éxito y suerte!

Eila Zalles