El despertador suena, todavía está oscuro afuera. A pesar del cansancio, te levantas, te pones los tenis y sales a enfrentarte al asfalto. Todavía recuerdas el enorme trabajo que te costaba cuando empezaste, el esfuerzo que requería dar cada paso. Te sorprende cuánto has avanzado, de sólo correr unos cuantos metros a estar preparando ya tu primer maratón. Ha requerido disciplina, constancia, levantarte cada día para dar lo mejor de ti.

Y lo haces porque esa pequeña carrera cada mañana te llena de energía, te hace feliz, te deja listo para enfrentar cualquier cosa que venga en el día, ¿cierto?

Yo no corro, pero también me levanto temprano 3 días a la semana (incluyendo los sábados) y me desvelo 3 días más para cargarme de energía con una actividad hermosa, adictiva. A veces he querido dejarlo, a veces he pensado “hoy no me levanto”, pero al final nunca falto. Teaching is my cardio.

teaching-is-my-cardio_design

Suena a cuento pero es real. A veces tengo días malos, con problemas detrabajo o personales y estoy enojada o deprimida. Pero llego a clases y se me olvida todo, la sonrisa no tarda en aflorarme, muchas veces salgo riéndome y siempre, siempre me llevo algo de mis alumnos.

No siempre es fácil, cada cuatrimestre acabo un poquito ojerosa…

Teaching is my cardio 2

… después de calificar cientos de exámenes…

Teaching is my cardio 4

…pero es divertido jugar con plumones de colores todos los días!!

Teaching is my cardio 3

Gracias a todos los que son parte de esto :)